Cambiar parámetros

Idioma
Moneda
ES | € Cambiar
0
A todos los posts

Destinos increíbles que no puede perderse en Brasil

Brasil es un destino turístico de una diversidad increíble. ¿En qué otro país se pueden encontrar tanto preciosas playas como bosques salvajes e indómitos y ciudades que rebosan vida?

Necesitará bastante tiempo para ver todo lo que Brasil puede ofrecerle, ya que es el mayor país de Sudamérica y el quinto más grande del mundo. Hay tanto que visitar, que podría pasarse meses viajando y aun así no haría más que rascar la superficie.

Brasil le sorprenderá vaya donde vaya, tanto si va a deslumbrantes destinos urbanos con un animado ambiente artístico multicultural como si va a tranquilas aldeas de pescadores coloniales dignas de postal. Viaje con calma y tómese su tiempo en todas sus visitas para que pueda realmente hacerse una idea de la cultura y el ritmo de vida brasileños.

Estos son algunos de los destinos imprescindibles en su lista.

Río de Janeiro

Es evidente que no puede visitar Brasil sin pasar unos días en esta impresionante ciudad, una de las metrópolis más bellas del mundo, cercada por verdes montes frondosos y bordeada de playas de arena dorada. Para obtener una vista de pájaro, diríjase a la cima del monte Sugarloaf.

Al bajar por la playa de Copacabana se dejará llevar por el ritmo de Río: la música vibrante, los bañistas que juegan a voleibol en la arena, los lugareños que patinan y corren por el paseo marítimo y el rumor de la risa y las conversaciones de las terrazas de los bares.

La época más emocionante para visitar Río es durante el carnaval, un festival de sonidos y colores en el que las calles cobran vida a base de escuchar samba y de bailar toda la noche.

Ilha Grande

Esta hermosa isla está situada frente a la costa del estado de Río de Janeiro y es conocida por su belleza natural. Tras un trayecto de tan solo un día desde Río se encontrará rodeado de playas tropicales vírgenes, bosques salvajes y colinas escarpadas. Es uno de los remanentes mejor conservados de la selva atlántica y uno de los ecosistemas mundiales más ricos..

Si hace alguna ruta dentro del bosque es posible que vea monos aulladores pardos, caimanes de hocico ancho, perezosos de collar y muchas otras criaturas. Además, los mares que rodean la isla están protegidos y albergan maravillosa fauna como orcas, delfines, tortugas marinas y pingüinos de Magallanes.

Foz de Iguaçu

Las cataratas del Iguazú son una de las maravillas naturales del mundo más impresionantes: una enorme catarata que cae 2,7 km a lo largo de la frontera con Argentina.

La longitud de las cataratas varía entre 60 y 82 metros y cuando el viajero se sitúa sobre las pasarelas de madera y siente que le salpican el rostro, el poder de su caudal es sobrecogedor. Este magnífico espectáculo debe estar en su lista de lugares que visitar en Brasil.

La selva amazónica

Ningún viaje a Brasil está completo sin haber saboreado la salvaje selva amazónica. El Amazonas no es solo un río: es una vasta jungla con lagos, bosques, humedales y mucho más.

El Amazonas contiene más agua que los otros ocho ríos más grandes del mundo juntos. Esta región es hogar de infinitas criaturas salvajes, desde delfines rosados amazónicos a monos aulladores o caimanes, entre muchas otras. Lo mejor para vivir de lleno esta región es hospedarse en una cabaña en la jungla y contratar a un guía local para adentrarse en la selva. Allí tendrá la oportunidad de pescar pirañas, remar en canoa entre los humedales y ver de cerca a delfines y caimanes.

Praia de Pipa

Ubicada cerca de la ciudad de Natal en el estado de Rio Grande do Norte, Praia de Pipa es una de las playas más famosas de Brasil. Fue una pequeña aldea de pescadores hasta los 70, cuando fue descubierta por mochileros y surferos, que se enamoraron de su fina arena blanca sus aguas cristalinas. Con una onda de calma hippy que le hará sentir que ha descubierto algo fuera de lo común, la calma de este lugar hará que nunca quiera marcharse.

Allí encontrará la Baia dos Golfinhos, que significa “bahía de los delfines” y en esta espectacular playa es muy probable que nade entre ellos, ya que les gusta saltar y jugar en sus tranquilas aguas.

Salvador

La ciudad de Salvador es una de las más antiguas tanto de Norteamérica como de Sudamérica, un dato que se antoja muy obvio al pasear entre sus empedradas calles repletas de edificios coloniales de vivos colores de los siglos XVII y XVIII con balcones de hierro forjado ornamentado. Esta ciudad es conocida como la “Capital de la felicidad” y seguro que le arrancará una sonrisa.

Esta joya afrobrasileña fue en su día la capital de la colonia del Portugal del Nuevo Mundo. Tanto su gastronomía como su música, su danza, y muchos aspectos más, le darán una buena idea de la cultura de los descendientes de los esclavos africanos. No deje de pasar por el Mercado Modelo, un gran edificio amarillo situado en el puerto en el que tiene lugar un concurrido mercado donde se venden productos artesanos y antigüedades, entre otros .

São Paulo

Sao Paulo es la ciudad más poblada de Brasil y, de hecho, la mayor del Hemisferio Sur. Es un próspero caldo de cultivo de arte y cultura con infinidad de cosas que ver y hacer, además de ser una ciudad muy diversa que acoge a los mayores grupos desplazados de japoneses, italianos y árabes de Brasil, así como a una de las mayores poblaciones urbanas judías del mundo.

Es la sede de excelentes museos como el Museo de las artes de Sao Paulo, el Museo de la lengua portuguesa y el Museo de Ipiranga. Puede visitar el asombroso callejón conocido como Beco do Batman, que se ha convertido en un museo de grafiti al aire libre y está cubierto de coloridas y originales ilustraciones. En Sao Paulo no le costará encontrar una gran variedad de cosas que hacer y ver.

Praia do Rosa

Esta agradable playa, con su curvada bahía de suave oleaje y tibias aguas es conocida por ser una de los mejores destinos brasileños para avistamientos de ballenas. Las ballenas francas regresan a ella cada año entre los meses de julio y noviembre para reproducirse, dar a luz y criar a sus bebés.

Suelen acercarse lo suficiente a los acantilados como para que los turistas puedan verlas y fotografiarlas desde tierra firme, pero si quiere verlas más de cerca, existen muchos operadores turísticos que ofrecen excursiones en barco para ese fin. Para no molestar a las ballenas se aplican estrictas normativas medioambientales que regulan el funcionamiento de tales excursiones. Si lo que busca es una oportunidad de acercarse a la naturaleza en un entorno inigualable, debe incluir Praia do Rosa en su lista de destinos brasileños.

Florianópolis

Florianópolis, ciudad a la última y paraíso de surfistas, es otro destino que no debe perderse cuando vaya a Brasil. Se trata de una isla frente a la costa sureña que es popular por sus maravillosas playas, su moderna vida nocturna y sus tranquilos hostales en primera línea de playa.

La isla tiene más de 40 playas, cada una de ellas con su ambiente particular. Además, al ser una isla, Florianópolis es conocida por su magnífico marisco, lo que la convierte en un lugar perfecto para que se dé el capricho de una cena de primera en uno de sus excelentes restaurantes con vistas al mar.

Paraty

Paraty es un pequeño pueblo de maravilloso encanto en la costa de Brasil cuya arquitectura colonial portuguesa y errantes calles empedradas le conquistarán. Paraty es conocida por ser el punto de encuentro de escritores y artistas y el centro de su casco antiguo está repleto de pequeñas y cautivadoras galerías de arte y tiendas independientes.

Desde allí puede tomar un barco hacia las Islas de la Bahía y visitar las recónditas playas de arena  rodeadas de palmeras y apacibles aguas cristalinas. También puede hacer snorkel y descubrir la fauna marina de la Costa Verde o simplemente tumbarse en la cubierta y absorber la luz del sol.

El Pantanal

Pantanal significa humedal y esta vasta dehesa tropical es uno de los destinos naturales más increíbles de Brasil. Se le considera “la sabana de Sudamérica y es un lugar privilegiado para una aventura de safari. En resumen, es una visita obligada para los entusiastas de la fauna que visiten Brasil.

Esta zona protegida es un importante hábitat de cientos de especies de aves y de otros animales, incluido el oso hormiguero gigante, el tapir, el jaguar, el guacamayo jacinto y la nutria de río gigante. Es uno de los mejores lugares del continente para avistar diferentes tipos de fauna: la temporada seca es óptima para ver mamíferos y reptiles y la temporada de lluvias es óptima para observar las aves.

Estos son tan solo algunos de los mejores lugares de Brasil que debería visitar durante su viaje. ¿Cuál es su destino brasileño favorito?

Ahora puede permanecer conectado mientras viaja por Brasil y ahorrar gastos de itinerancia de datos. Desde septiembre de 2017, Brasil forma parte de los planes de datos de Zona 1 Zona 2 data. 1 GB de datos para la Zona 1 cuesta 18 €.

Si ya tiene la tarjeta SIM de TravelSim, puede comenzar a usar el plan de datos de inmediato. Si todavía no la tiene, encargar una tarjeta SIM nueva le llevará tan solo unos minutos.