Funciona en más de 170 países
Reutilizable para viajeros frecuentes
Envío express a domicilio
Garantía de devolución de su dinero 100%

Cambiar parámetros

Idioma
Moneda
0
A todos los posts

Hong Kong y Macao en primavera

 

Hong Kong y Macao son dos destinos muy peculiares y bastante diferentes de lo que puede encontrar en la China peninsular. Hong Kong resplandece con su descomunal skyline sus relucientes luces de neón y Macao es igualmente fascinante, con destellantes casinos modernos y arquitectura histórica de influencia portuguesa. Son regiones administrativas especiales, lo que significa que, aunque son parte de China, tienen su propia moneda, cuerpo policial, sistema jurídico, aduana, políticas de inmigración y gobierno. Asegúrese de tener espacio en su pasaporte porque ¡acumulará un montón de sellos al estar viajando entre fronteras!

La primavera es una época espléndida para visitar Hong Kong y Macao, ya que el clima es agradable y todavía no han llegado las masas de turistas. El tiempo será mayormente soleado, pero lleve consigo un chubasquero por si acaso. Para ayudarle a planificar su viaje a continuación le ofrecemos algunas ideas de qué hacer en Hong Kong y Macao en primavera.

El Venetian Macau

Los días primaverales pueden volverse lluviosos, así que incluya este megacasino en su lista de actividades de interior por si se tuerce el tiempo. Se trata del mayor casino del mundo y el sexto edificio más grande del planeta, así que aunque llueva puede pasear durante horas explorando las tiendas, los puestos de comida y las salas de juegos. Está decorado según la temática de los románticos canales venecianos (de ahí su nombre) y puede incluso tomar una góndola en uno de sus canales interiores que le llevará a una réplica de la plaza de San Marcos, todo ello bajo una decoración de un cielo permanentemente soleado. Después podrá alquilar una lujosa cabaña en la que disfrutar de una presuntuosa experiencia junto a la piscina con tres de sus amigos.

Catedral de San Pablo

Le recomendamos visitar las ruinas de esta catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En la actualidad solo se conserva la fachada de este complejo del siglo XVII, cuya silueta se recorta sobre el cielo. Para llegar a la estructura histórica tendrá que subir los 68 escalones de piedra.

Detrás de la fachada de la catedral de San Pablo podrá ver los restos de los pilares originales, así como un altar. Si se fija bien en cómo está esculpida la fachada verá la imagen de la Virgen María pisando una hidra de siete cabezas.

Aldea de Taipa

Tómese una tarde para ir de paseo a esta bonita zona de la ciudad. Es una de las pocas aldeas tradicionales que quedan en Macao, con sus distintivas casas de color amarillo, verde o azul brillante y sus callejuelas estrechas y serpenteantes. La alameda de la Avenida da Praia es un magnífico lugar para explorar, con un montón de bancos en los que relajarse y agradables cafeterías de estilo portugués.

Hong Kong, una sinfonía de luces

En una calurosa noche primaveral en Hong Kong no hay mejor espectáculo que la impresionante sinfonía de la luz, que tiene lugar cada noche a las 8. Es el mayor espectáculo de luz y sonido permanente del mundo y abarca más de 40 edificios distintos de todo el puerto, que cobran vida con haces láser, reflectores y colores intermitentes sincronizados con la música. Es un show deslumbrante único y el mejor lugar para verlo es desde la ribera de Tsim Sha Tsui, justo fuera del Centro Cultural de Hong Kong.

Festival Cinematográfico Internacional de Hong Kong

Si planifica su visita entre el 11 y el 25 de abril, podrá asistir al Festival Cinematográfico Internacional de Hong Kong, que celebrará su 42.º aniversario este año. Podrá ver 250 filmes de más de 55 países, asistir a charlas con famosos cinematógrafos y divertirse en glamurosas fiestas. Este festival es conocido por ser el evento cinematográfico principal de Asia.

Admirar las vistas desde Victoria Peak

 

Desde Victoria Peak, el lugar más pintoresco de Hong Kong, obtendrá una vista espectacular. Para subir a esta cumbre, elevada a más de 550 metros sobre el nivel del mar, tiene varias opciones. Puede tomar el Peak Tram, que es el funicular más empinado del mundo, o hacer la caminata Peak Circle.

El mejor momento del día para visitar la cumbre es justo antes de la puesta de sol, para poder ver cómo el cielo cambia de color a medida que el sol se hunde en el horizonte. Después llegará el crepúsculo y verá la ciudad iluminarse con miles de luces resplandecientes que se esparcen como una galaxia bajo sus pies.

Ahora puede permanecer conectado mientras viaja por Hong Kong. Los nuevos paquetes de datos son la mejor solución para obtener el mejor precio en itinerancia de datos.

Autora: Kelly Dunning